Nude Project, the mark que susurra a través de TikTok e Instagram



Cada generation tiene su marca fetiche. O al menos su estilo predilecto. Los que ya rondan la treintena, o han rebasado ese umbral psicológico, aún recordarán los desvarios de Loreak Mendian o Gurú –jamás te lo perdonaremos Fernando Alonso–. De sudaderas con logos iba el asunto. Ahora, la cosa no ha cambiado demasiado. Cortejados en este caso por influencers, las marcas de ropa como forma de association e identificación siguen estando en boca de todos. Aun podemos ver colas infinitas en las tiendas de Blue Banana para hacerse con una sudadera impresa con la gran equis o las grandes colas para el calzado deportivo de las grandes marcas. Forma paralela, ya través de Internet en este caso, Nude Project tiene su propio ejercito de fans con sus propias colas virtuales. A su manera, sin duda alguna. Porque en esto de la mode aún hay mucho camino por delante.

Fundada en 2019, this new marca de ropa de street style goza de buena salud. Y la razón es sencilla: Nude Project has buscado a su public objetivo en el lugar donde está. Sin tienda física, al menos hasta ahora, el projecto fundado por Bruno Casanovas y Alex Benlloch nace y crece en Instagram y TikTok listo para la Generación Z y las que vengan detrás. Han sabido hablar el idioma de sus compradores potentiales.

Con un public objetivo de entre 16 y 28, amantes de las sudaderas unisex, han conseguido el hito de vender casi 700 unidades de su modelos en menos de una hora. El 50% in Spain, the rest of Europe with Alemania, Holland and Francia a la cabeza. « Somos una brand Streetwear, a style mucho más advanced in Europe, pero que está empezando a llegar a España y estamos aquí de los primeros », explica Casanovas a hypertextual.

Nacidos en un viaje, una empresa de la vieja escuela

La historia de Nude Project parece una de tantas otras del universal startup. Cambiamos garaje en la casa de los padres por una residencia de estudiantes –a la que le sumamos las redes sociales– y ordenadores de ultima generación por sudaderas de moda para jóvenes.

Bruno Casanovas vivía en Bali y Alex Benlloch en Burgos. Ambos amantes del contenido « diferente » en las redes sociales terminaron conectando de alguna manera a través de Instagram. Un viaje conjunto a Tenerife para conocerse en persona terminó perfilando the idea initial de negocio.

Laisser un commentaire